A partir del trayecto parlamentario  es posible vislumbrar la lógica política de la reforma, despojada de la retórica de la aprobación, desnuda de afeites lingüísticos y narrativos, se develan entonces las relaciones de poder, las que se ejercen sobre objetos específicos, con propósi- tos determinados, en un diseño institucional concreto (Foucault, 1992). De eso trata la reforma: un cambio en la gestión institucional del sistema educativo, producido en el marco del Pacto por México, como primer paso para una reconfiguración radical del Sistema Educativo Nacional (SEN).