La reforma  educativa es un dispositivo de gobierno que se propone reconfigurar ten- dencialmente lo que hemos conocido como Sistema Educativo Nacional (SEN).

No es una reforma laboral únicamente; la evaluación también es un mecanismo pedagógico, pues se propone modificar no sólo el ingreso y la estabilidad docente, sino el perfil profesional, su prác tica, los contenidos, los métodos educativos, y con ello su subjetividad y la de los alumnos. Lo mismo sucede con los criterios y objetivos de la educación.

Se trata de seguir, descubrir, develar los efectos de la reforma en agentes, instituciones, prácticas y organizaciones del  SEN. A esto le llamaremos la hipótesis alterna a la crítica: la reforma como pivote de trasformación ultra(neo)liberal del SEN.