Hasta hace unos 10 o 15 años, los profesores eran responsables de la disciplina en sus salones de clase; hoy tienen que enfrentar la violencia en las escuelas.